Inicio Separador breadcrumb Foros Separador breadcrumb Foros Separador breadcrumb Cáncer de Pulmón Separador breadcrumb Tratamiento del cáncer de pulmón- Radioterapia

Tratamiento del cáncer de pulmón- Radioterapia

19 de March de 2010, a las 14:30:19
#1
Avatar del usuario pioa
pioa

Mensajes: 427

Perfil de pioa

La radioterapia es el tratamiento con radiaciones ionizantes (rayos X con altas dosis de energía) para destruir o reducir las células cancerosas.
Los médicos encargado de realizar el tratamiento con Radioterapia con Oncólogos radioterápicos
Su objetivo de la Radioterapia, es destruir las células tumorales causando el menor daño posible a los tejidos sanos que rodean dicho tumor.
La radiación puede provenir desde fuera del cuerpo (radiación externa) o de materiales radiactivos colocados directamente en el tumor (Braquiterapia).
El tipo de radioterapia utilizada en el cáncer de pulmón es la externa. Para ello se emplean máquinas de gran tamaño (Aceleradores Lineales), que en ningún momento contactan con el enfermo.
La radioterapia externa se usa a veces como tratamiento principal contra el cáncer del pulmón, como por ejemplo, para aquellas personas que no están lo suficientemente saludables como para someterse a una cirugía, o para aquellas cuyo cáncer se ha propagado tanto que no se puede extirpar con cirugía.
Para otros pacientes se pudiera usar la radiación después de la cirugía para destruir pequeñas áreas de cáncer que no se pueden ver ni extirpar durante la cirugía.
La radiación también se puede usar para aliviar síntomas tales como el dolor, el sangrado o la obstrucción de las vías respiratorias causada por el cáncer.
La radiación externa se administra generalmente en dosis diarias, cinco días a la semana, durante un período de entre 1 a 7 semanas, aunque la duración exacta y la fecha de la terapia dependerán del tipo y la etapa del cáncer.
La braquiterapia, también conocida como radiación interna, consiste en la colocación de material radiactivo dentro del pulmón, que actúa durante un corto periodo de tiempo y se retira. Raras veces se usa como tratamiento inicial del cáncer del pulmón, pero se recomienda en ocasiones si el cáncer está obstruyendo alguna de las vías respiratorias.

En el cáncer de pulmón la utilización de la radioterapia varía en función del tipo de cáncer:
En los cánceres de pulmón no microcíticos, la radioterapia se utiliza cuando no es posible realizar la cirugía por varios motivos: por el riesgo que supone la cirugía para el paciente, porque el tumor no se puede operar en este caso frecuentemente se utiliza junto con quimioterapia o como tratamiento de algunas metástasis
En los carcinomas microcíticos, la radioterapia se usa junto con la quimioterapia en los casos en que la enfermedad está localizada, como tratamiento con mayor posibilidad de curación. También está indicada en la prevención y tratamiento de metástasis cerebrales.

Antes de empezar con el tratamiento propiamente dicho, es preciso realizar una Planificación o simulación del mismo.
Su finalidad es determinar una serie de parámetros que variarán dependiendo del tipo, de la localización y de la extensión del tumor, así como de las características anatómicas de cada enfermo. Aunque la simulación puede resultar larga y pesada para algunos pacientes, no incluye ningún procedimiento o maniobra que pueda resultarle dolorosa. Únicamente es necesario que permanezca inmóvil y relajado en la camilla del simulador el tiempo que dura la planificación, que aunque es variable de un enfermo a otro, oscila entre 20-40 minutos.
Una vez realizado el plan del tratamiento, es necesario reproducirlo exactamente igual todos los días. Para ello, se realizan tatuajes o marcas en la piel del tórax que ayudan al personal de radioterapia a situar con mayor precisión el área donde se administrará el tratamiento.
Si se administrara toda la dosis de radiación en una única sesión se producirían daños muy serios en los tejidos sanos. Para minimizar estos efectos secundarios, la dosis total de radiación se fracciona, repartiéndose en un número determinado de sesiones y días. El fraccionamiento estándar consiste en administrar una sesión al día durante cinco días a la semana descansando dos, generalmente sábados y domingos. Otras veces se administran 2 sesiones al día, separadas al menos 6 horas.
Para su administración no es necesario estar ingresado
El tratamiento de radioterapia suele durar entre una y siete semanas, dependiendo de la dosis que se administre y del número total de sesiones.
Diariamente, cada sesión dura sólo unos minutos (quince aproximadamente). El tiempo real de irradiación dura segundos.

Es importante que le comente, cuanto antes a su oncólogo radioterapeuta cualquier alteración que aprecie. Él le indicará las pautas de tratamiento que debe seguir para reducir las molestias.

..
Editado por pioa el 31 de January de 2013, a las 09:31:47. Motivo:
 
WCAG 2.0 nivel AAA
XHTML 1.0
CSS 2.1
Foro de Onconocimiento
by Complejo Hospitalario Universitario de Granada