Inicio Separador breadcrumb Foros Separador breadcrumb Foros Separador breadcrumb Cáncer de vejiga Separador breadcrumb Diagnóstico del cáncer de vejiga

Diagnóstico del cáncer de vejiga

4 de July de 2011, a las 14:41:33
#1
Avatar del usuario pioa
pioa

Mensajes: 427

Perfil de pioa

No se realizan estudios de forma rutinaria para diagnosticar el cáncer de vejiga precozmente en personas sanas, aunque sean fumadores.
Sin embargo, en pacientes que han tenido un tumor de vejiga previamente sí se realizan durante el seguimiento análisis de orina para descartar la reaparición de la enfermedad. Para ello se realizan citologías urinarias, que consiste en ver en el laboratorio si hay células malignas en la orina.

Actualmente la investigación en este terreno es muy prolífica, se está intentando detectar marcadores moleculares pronósticos, que nos permitirán tal vez hacer un “cribado” precoz del cáncer de vejiga.

El cáncer de vejiga, puede manifestarse con un síntoma llamativo como es el sangrado en la orina (hematuria), La aparición de sangre en orina puede detectarse a simple vista o mediante un análisis de orina. Aunque existen otras enfermedades en los que puede aparecer sangre en la orina, incluyendo los cálculos en la vía urinaria y las infecciones de orina, la hematuria es un síntoma importante por el que siempre se debe consultar con un médico, ya que si se detecta a tiempo el cáncer de vejiga en estadios iniciales superficiales, la posibilidad de curación es muy alta.

Los tumores de vejiga también pueden producir molestias urinarias, incluyendo necesidad de orinar con más frecuencia y en poca cantidad, escozor al orinar o ganas de orinar justo después de acabar de hacerlo.
Estos síntomas tampoco son exclusivos del cáncer de vejiga y pueden aparecer en cualquier cistitis o infección de orina, o en relación con enfermedades de la próstata etc… Ante una infección de orina que no ceda, ,con tratamiento antibiótico adecuado, sobre todo en hombres se aconseja consultar con un médico.
Si la enfermedad está más avanzada y ya existen metástasis en otros órganos éstas pueden producir síntomas variados, dependiendo de su localización. Los sitios más frecuentes en los que aparecen metástasis en el cáncer de vejiga son los huesos y el pulmón, aunque también pueden aparecer en el hígado, cerebro y en otros órganos.

Las pruebas diagnósticas más habituales para diagnosticar un cáncer de vejiga son las siguientes:

  • Analítica general de sangre y de orina.
  • Ecografía abdominal y de la vía urinaria: permite observar la vejiga y la presencia de alteraciones en la vía urinaria.
  • Cistoscopia: consiste en introducir en la vejiga a través de la uretra un tubo flexible a través del cual se puede observar el interior de la vejiga y se pueden realizar algunas intervenciones, como quitar pólipos, tomar biopsias, etc.,… Se puede realizar en la consulta, sin necesidad de realizar anestesia general.
  • Resección transuretral (RTU): es una intervención quirúrgica que consiste en introducir instrumentos en la vejiga a través de la uretra para poder observar su interior y realizar intervenciones sobre ella con más profundidad que la cistoscopia. Requiere anestesia.


Para confirmar el diagnóstico de un cáncer de vejiga se realiza una biopsia. Habitualmente esta biopsia se obtendrá mediante cistoscopia o resección transuretral, pero en algunos casos pueden considerarse otras técnicas.

Cuando el tumor sale del epitelio e invade la capa muscular o ha producido metástasis, se realizan pruebas adicionales para ver si el tumor se ha extendido a otras zonas del cuerpo. Esas pruebas pueden incluir, de forma habitual:

  • Tomografía axial computarizada (TAC) del abdomen y de la pelvis.
  • Radiografía o tomografía axial computerizada (TAC) del tórax.
  • TAC o resonancia nuclear magnética (RNM) cerebral: no suele hacerse rutinariamente, se realiza en situaciones concretas.
  • Gammagrafía ósea: se realiza cuando los especialistas lo consideran indicado.


El PET-TAC, es una nueva prueba diagnóstica que une un TAC convencional con un PET, que es un tomografía por emisión de positrones, en la que se marca con isotopo radiactivo la glucosa, y se basa en que la célula tumoral tiene mayor “avidez” por la glucosa que la célula normal y por tanto si hay células tumorales captan esta glucosa radiactiva y se “marcan” en el PET. Está técnica novedosa de la que ya dispone la red sanitaria pública andaluza, tiene unas indicaciones concretas en otros tumores como el cáncer colorectal, linfomas, pulmón..etc, En el cáncer de vejiga está aún en investigación y no se considera rutinario su uso. En ocasiones cuando el TAC o la RMN ofrezcan dudas razonables se puede utilizar de forma seleccionada.

Editado por pioa el 8 de June de 2015, a las 13:11:23. Motivo: Actualización
 
WCAG 2.0 nivel AAA
XHTML 1.0
CSS 2.1
Foro de Onconocimiento
by Complejo Hospitalario Universitario de Granada