Inicio Separador breadcrumb Foros Separador breadcrumb Temas generales Separador breadcrumb Promoción de la salud y prevención del cáncer Separador breadcrumb Código Europeo contra el cáncer

Código Europeo contra el cáncer

20 de May de 2010, a las 12:37:08
#1
Avatar del usuario pioa
pioa

Mensajes: 427

Perfil de pioa

El “Código Europeo contra el cáncer”, incluye recomendaciones sobre la prevención del Cáncer. Estas recomendaciones tienen que ver con la adopción, por parte de cada persona, de formas de vida más sanas y que pueden conducir, no sólo a prevenir las muertes por cáncer, sino también a una mejora en otros aspectos de la salud general.

“DOCE MANERAS DE REDUCIR EL RIESGO DE CÁNCER”


1. No fume. No consuma ningún tipo de tabaco.

El tabaco es la principal causa de cáncer. Contiene un número importante de compuestos cancerígenos: benzeno, nitrosaminas, etc. El riesgo aumenta entre 20-25 veces más en fumadores con respecto a no fumadores. Este riesgo aumenta con el día. En Europa, se ha estimado que el 82% de los cánceres de pulmón se deben al tabaco.

2. Haga que su hogar esté libre de humo. Apoye las políticas libres de humo en su lugar de trabajo.

Ser fumador pasivo, es decir, inhalar el humo de tabaco en el entorno (trabajo, casa, bares, etc.), es otra forma de ingerir los compuestos cancerígenos del tabaco.

 3. Mantenga un peso corporal saludable.

La obesidad es un factor de riesgo reconocido para desarrollar cáncer de colon y recto, riñón, esófago, páncreas, cáncer de mama (en las mujeres premenopáusicas), de endometrio y de ovario.

4. Realice alguna actividad física de manera cotidiana. Limite el tiempo que pasa sentado.

La actividad física ejerce un efecto protector frente al riesgo de desarrollar cáncer. La dieta, el ejercicio físico y el control del peso es beneficioso no sólo en lo que respecta al cáncer sino también a otras enfermedades.

5. . Mantenga una dieta saludable.

- Consuma muchos cereales integrales, legumbres, verduras y frutas.

- Limite los alimentos muy calóricos (ricos en azúcares o grasa) y las bebidas azucaradas.

- Evite la carne procesada, limite la carne roja y los alimentos con alto contenido de sal.

Aproximadamente el 30% de todas las muertes causadas por cáncer están relacionadas con la dieta. Una dieta saludable no solo previene cáncer, sino también otras enfermedades crónicas. Una dieta basada en alimentos de origen vegetal (verduras, fibra, legumbres, cereales… fuente de fibra) y pobre en alimentos de origen animal (carnes procesadas) y alimentos salados, como puede ser la dieta mediterránea, es la mejor manera de prevenir cáncer, fundamentalmente cánceres del sistema digestivo.

6. Si bebe alcohol de cualquier tipo, limite su consumo. No consumirlo es mejor para la prevención del cáncer.

Beber alcohol aumenta el riesgo de desarrollar cánceres, fundamentalmente del tracto respiratorio y digestivo y, a la vez, presenta un efecto perjudicial para otras enfermedades. Así mismo, favorece el efecto carcinógeno de otros factores de riesgo como, por ejemplo, el tabaco y factores dietéticos.

7. Evite la exposición excesiva al sol, especialmente en niños. Use protección solar. No tome rayos UVA.

La exposición al sol es reconocida como la principal causa ambiental de los cánceres de piel (espinocelular, basocelular y melanoma). Por tanto, es necesario tanto reducir la exposición acumulada a lo largo de la vida como, particularmente, evitar las exposiciones extremas al sol.

8. En el lugar de trabajo, protéjase frente a sustancias potencialmente cancerígenas siguiendo las instrucciones de seguridad y salud laboral.

La prevención de la exposición a carcinógenos ambientales y ocupacionales ha permitido la identificación de un número sustancial de carcinógenos naturales y artificiales así como una reducción importante en el desarrollo de ciertos cánceres. Los cánceres que se han asociado con más frecuencia a exposiciones ocupacionales son los de pulmón, vejiga urinaria, mesotelioma, laringe, leucemia, angiosarcoma hepático, cavidad nasal y piel (no melanoma).

9. Averigüe si está expuesto niveles naturalmente altos de radiación procedente del radón en su hogar. Tome medidas para reducirlo si así fuera.

Hay que tener en cuenta que la principal fuente de radiación de la población humana proviene de fuentes naturales (terrestre y cómica), mientras que las fuentes artificiales, que son las que causan mayor preocupación pública, solamente son responsables de una exposición muy pequeña.

10.  Para las mujeres:

- La lactancia materna reduce el riesgo de cáncer en la madre. Si puede, amamante a su hijo.

- La terapia hormonal sustitutiva (THS) aumenta el riesgo de ciertos tipos de cáncer. Limite su uso.

La lactancia ha demostrado ser un factor protector, pero para ello debe durar al menos 6 meses y su eficacia es máxima cuando su duración es superior a 1 año.

Durante mucho tiempo ha existido una gran controversia respecto a la influencia de la THS y el riesgo de desarrollar cáncer de mama. No obstante nuevos análisis de la evidencia científica han puesto de manifiesto que si existe un aumento en el riesgo de  contraer cáncer de mama en las mujeres postmenopáusica, especialmente después de los 60 años y si la terapia se ha tomado durante más de 5 años.

11. Asegúrese de que sus hijos participen en los programas de vacunación para la Hepatitis B y Virus del papiloma humano (niñas).

Se estima que entre el 15-20% de todos los casos de cáncer se deben a infecciones  crónicas por virus, bacterias o parásitos.  Así, la infección crónica por el virus de la hepatitis B (VHB) y virus de la hepatitis C (VHC) explican la mayoría de los cánceres hepáticos.  

Con respecto al virus del papiloma humano (VPH), los tipos 16 y 18 son los responsables del 70 – 75% de los cánceres de cérvix.

El control y tratamiento de estas infecciones reduce significativamente la posibilidad de que induzcan la aparición de un proceso neoplásico.

12. Participe en los programas de cribado de cáncer de:

            - Colon y recto (hombres y mujeres)

            - Mama (mujeres)

            - Cuello de útero (mujeres).

Un programa de cribado consiste en la realización periódica de determinadas exploraciones o pruebas (mamografía, sangre oculta en heces, citología vaginal),  que se aplican a personas que  no tienen signos o síntomas de padecer cáncer, pero que tienen riesgo de desarrollarlo.

El objetivo de los programas de cribado de cáncer es el diagnóstico precoz de la enfermedad, antes de que aparezcan los síntomas, con el fin de mejorar el pronóstico y permitir  tratamientos menos agresivos.

Con carácter general, los programas de cribado se realizan aplicando los siguientes criterios:

Cribado poblacional de cáncer colorrectal

a) Población objetivo: hombres y mujeres de edades comprendidas entre 50 y 69     años.

b) Prueba de cribado: sangre oculta en heces.

c) Intervalo entre exploraciones: 2 años.

Cribado poblacional de cáncer de mama

a) Población objetivo: mujeres de edades comprendidas entre 50 y 69 años.

b) Prueba de cribado: mamografía.

c) Intervalo entre exploraciones: 2 años.

Cribado de cáncer de cérvix.

a) Población objetivo: mujeres de edades comprendidas entre 25 y 65 años.

b) Prueba de cribado: citología cervical.

c) Intervalo entre exploraciones recomendado: de 3 a 5 años

 




Editado por pioa el 23 de July de 2015, a las 09:30:39. Motivo:
 
11 de March de 2012, a las 16:51:02
#2
Avatar del usuario Bienve
Bienve

Mensajes: 1

Perfil de Bienve

Muy interesante y necesario, lo compartiré en mi blog. Saludos
 
WCAG 2.0 nivel AAA
XHTML 1.0
CSS 2.1
Foro de Onconocimiento
by Complejo Hospitalario Universitario de Granada